Mes: febrero 2015

Annabelle

Annabelle

Después de una película que me gustó tanto como Expediente Warren: The Conjuring, la que es su secuela, Annabelle, deja mucho que desear.

Muy lenta, sobre todo al principio. Resulta aburrida hasta más de la mitad del film, aunque después empiezan las escenas de terror y tensión que hacen que el espectador por fin se meta en la película.

Acertado nivel de tensión. Cuando por fin empiezan a pasar cosas, Annabelle te mantiene en tensión sin olvidar que es una historia basada en hechos reales e incluso introduce algunos elementos de angustia que hacen pasarlo mal, lo cual es el propósito de cualquier película de terror.

Un elemento que en sí puede causar tanto miedo si se utiliza bien como es una muñeca, en Annabelle está poco explotado. Se opta más por figuras monstruosas que no se entienden del todo bien y se utiliza la muñeca como mera conexión con la historia.

Uno de los grandes errores de la película es la ausencia absoluta del matrimonio Warrren, el cual llevó este caso y a los que ya pudimos ver en la primera película. A diferencia de The Conjuring, esta película no se centra en el intento de acabar con el problema, sino en el problema en sí, algo que permite introducir más elementos de terror, aunque puede caer en la monotonía y las escenas repetitivas, que es lo que le ha ocurrido a Annabelle.

Calificación 1

Anuncios

Magical Girl

Magical Girl

Gratamente diferente y arriesgada, pero excesivamente personal.

Es bueno ver películas diferentes en el cine español, la valentía de directores y guionistas en los tiempos que corren es digno de admirar, pero hay veces que si esa valentía no se culmina con una película redonda, quizás no vale la pena.

Magical Girl tiene una gran fotografía, personajes intrigantes y un desarrollo que parece que va a ir a más constantemente, lo que te hace querer seguir delante de la pantalla. Se trata de una pieza muy intrigante, tan intrigante que llega a ser desesperante. Puedes pasar hora y media necesitando que te expliquen algo de la historia, hasta que te das cuenta de que eso no va a ocurrir.

Cualquier otro final diferente al que tiene podría haber hecho de ésta una película mejor, sin embargo, al querer hacer una película demasiado culta y diferente, Vermut se ha olvidado de aquellas personas que buscan una historia en el cine y que a lo mejor no tienen (tenemos) la capacidad para entender lo que quiere contar.

Dejar un final abierto puede tener gratas consecuencias, (no hay más que ver el caso de La Isla Mínima) pero hay que saber hacerlo, hay que saber darle al espectador algo para que éste desarrolle el final que más le guste, lo que no se puede es desarrollar una historia sin explicar absolutamente nada. En La Isla Mínima Alberto Rodríguez resuelve la trama de manera fantástica, pero deja una parte ligeramente abierta para que el espectador decida, y eso engrandece la película. Carlos Vermut, por el contrario, sólo consigue la desesperación del espectador.

Lo mejor de esta película está claro, el gran José Sacristán. Rara vez sale en pantalla sin hacer una gran interpretación. Bárbara Lennie hace un gran papel también, aunque no para tanto como se ha dicho. Viendo el Goya que ha ganado recientemente me parece que Macarena Gómez por Musarañas se lo merecía infinitamente más, incluso María León por Marsella. El otro gran punto fuerte del film de Vermut es la acertadísima banda sonora, protagonizada por esa “Niña de fuego” que tan bien refleja lo que el director quiere.

Calificación 2

Torrente 5: Operación Eurovegas

Torrente 5

Esta quinta entrega de las aventuras de Torrente por los gags que incorpora, las previsiones de futuro hechas en una película ambientada en 2018, las dosis de acción que la equilibran y los personajes que la componen, simulando a ‘Ocean’s Eleven’, puede que sea la mejor película de esta saga dirigida y protagonizada por Santiago Segura.

Como todas sus películas anteriores, ‘Torrente 5: Operación Eurovegas’ se caracteriza por las risas, provocadas sobre todo por los personajes que interpretan Carlos Areces y Florentino Fernández. Al ser una película ambientada en el futuro, ésto da mucho juego y saca mucho partido al humor que tan bien sabe hacer Santiago Segura, aportando la visión de una España en el año 2018 con algunas previsiones que después de todo no se alejan mucho de la realidad y podrían llegar algún día a ser ciertas.

Utilizando como base a ‘Ocean’s Eleven’, Santiago Segura consigue como siempre reunir a un elenco de actores y personajes públicos a cada cual más bizarro. En esta película, como en las anteriores, importan más los nombres que las interpretaciones, como podemos ver que es el caso de Anna Simón, Jesús Janeiro o Angy Fernández, cuyas interpretaciones dejan mucho que desear al lado de un Alec Baldwin traído directamente de Hollywood.

Además de los personajes nuevos aparecidos en esta cinta, como siempre siguen magníficas las repetidoras Neus Asensi y Chus Lampreave y los “domingueros” Andreu Buenafuente y Silvia Abril.

En esta quinta entrega de la saga podemos ver a un Torrente muy desmejorado, aunque sin perder su esencia. El film mantiene un buen ritmo de principio a fin, incluye algo de acción que viene muy bien a la trama y provoca la carcajada de principio a fin.

A pesar de toda la mala crítica que han tenido las películas de Torrente a lo largo de su historia, si la enfocas únicamente desde el punto de vista del entretenimiento y la risa a partir de los temas candentes de la actualidad, esta película se puede convertir en una buena opción para un día con ganas de comedia.

Calificación 3

Cincuenta sombras de Grey

50 sombras de greyCualquiera que haya leído la trilogía Cincuenta Sombras sabe que trasladar la historia a la gran pantalla puede ser una tarea bastante difícil. La historia de Christian Grey y Anastasia Steele no se caracteriza, como muchos piensan, por el sexo desenfrenado (que también). La historia escrita por E.L. James traslada 50 sombras, un hombre atormentado y una chica ingenua, y entre todo ello, una relación peculiar.

La adaptación cinematográfica de Cincuenta Sombras de Grey, como lectora de la trilogía, me ha decepcionado, y no me extrañaría que hubiese decepcionado a más de un seguidor también. No soy de la opinión de que las películas tienen que reflejar los libros hasta el último detalle, ya que es imposible y resultaría incluso aburrido, pero considero imprescindible trasladar la esencia de los personajes, con luces y sombras.

La película comienza de forma demasiado precipitada, hasta el punto de que las situaciones y diálogos pueden parecer absurdos. Con el transcurso de la película, éstos se vuelven algo más naturales, pero se nota demasiado lo evidente, que la historia ha tenido éxito porque muestra algo diferente y por el morbo de sus ingredientes sexuales, pero argumento tiene poco.

He conseguido ver en más de una ocasión al personaje original de Anastasia Steele reflejado en Dakota Johnson, con la ingenuidad y la picardía que la caracterizan, pero en ningún momento he visto a Christian Grey reflejado en Jamie Dornan, y no por una débil interpretación, sino por la falta de detalles. No he visto a ese hombre atormentado, a ese hombre seductor que hace que ames y odies al personaje. La película se centra quizá excesivamente en el personaje femenino protagonista aunque sin dejar traslucir demasiadas emociones y deja más aislado a Grey, cuya evolución es lo verdaderamente importante de la historia.

Confieso haber leído los dos primeros libros de esta trilogía en una semana, y sé la capacidad de enganche que tienen, y esto, la película no lo consigue. No apta para quien no haya leído los libros, ya que no va a entender apenas la historia original, y no apta para los lectores con más expectativas que la curiosidad de ver cómo han adaptado el libro. Sin embargo, apta para quienes disfruten del protagonismo de la relación entre dos personas.

Al margen de los libros, como película es bastante floja. Sales con la sensación de que no te han contado nada e incluso se hace aburrida. La historia está contada precipitadamente, las escenas de sexo no son para tanto como las pintan y a la película en general, como a todas las de este estilo, le perjudica en gran medida las expectativas generadas previas a su estreno.

Calificación 1