Mes: marzo 2015

Nightcrawler

nightcrawler review

Magnífica crítica al sensacionalismo en televisión y una lección de todo lo que no se debe hacer en el periodismo.

Nightcrawler cuenta la historia de un merodeador nocturo en búsqueda constante de crímenes y sucesos para ofrecer a las televisiones, a cambio de dinero, las imágenes más explícitas y sangrientas que graba con su cámara.

Nightcrawler se mete en la mente desquiciada de su protagonista,  un personaje marcado desde el primer momento como una mala persona y que va evolucionando a lo largo de la película hasta mostrarse como alguien sin ningún tipo de escrúpulos y a quien no importa nada ni nadie, todo ello alimentado de una paranoia que se muestra en la película en pequeñas dosis y en algunos diálogos.

El personaje protagonista, magníficamente interpretado por Jake Gyllenhaal, es probablemente uno de los personajes más odiables y repulsivos que se han podido ver últimamente en la gran pantalla. Su falta de escrúpulos y de ética inspiran ese odio, ayudado de una caracterización magnífica con una estética chulesca y desagradable.

Es preocupante lo mucho que Nightcrawler llega a parecerse algunas veces a la realidad. Da miedo pensar que este tipo de información es la que se quiere dar en nuestra televisión. Es preocupante que los periodistas “informen” así y casi aún más preocupante que la audiencia demande ese morbo de las imágenes más duras y explícitas de un suceso.

Calificación 4

Birdman

Birdman

Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia)… No sé si será una virtud o un defecto, pero viendo películas como esta yo sí que me siento ignorante. No he sido capaz de entenderla ni de disfrutarla. Birdman, desde luego, es profundamente profunda.

La sensación al acabar de ver Birdman es que el desarrollo de la película es mucho mejor que el final, ya que es un final que ni yo entiendo ni creo que nadie me pueda explicar. Supongo que el director ha querido que cada espectador lo juzgue como desee, pero tampoco he tenido la capacidad de hacerlo.

El personaje principal, interpretado magníficamente por Michael Keaton, adquiere tal protagonismo en el film que casi deja pasar desapercibidos al resto de personajes (aunque bastante bien interpretados). Da la sensación de que esos personajes aparecen en escena tan sólo para complementar y contextualizar un poco más la mente compleja de su protagonista.

El aparente continuo plano secuencia aporta originalidad al film de Iñárritu, pero también lo hace agobiante en algunos momentos. No es una película aburrida, pero tampoco es una historia apasionante que enganche.

No suelo entender ni compartir los premios cinematográficos, pero que Birdman haya ganado el Oscar a Mejor Película, desde el punto de vista del espectador medio, me parece excesivo.

Calificación 2

Boyhood

Boyhood

Boyhood: Momentos de una vida… Y es que no hay más. Son momentos de una vida. La evolución de un niño hasta que es adolescente, la evolución de la gente que le rodea y el periodo de maduración de éste, un niño cuya familia nunca ha estado estructurada y nunca ha tenido un sitio fijo donde asentar su vida.

Boyhood cuenta una historia normal en la que no pasa nada realmente especial, sin embargo, resulta entretenida en general, aunque en algunas partes puede hacerse pesada. Los escenarios y los personajes son llamativos y hacen que la película no resulte demasiado aburrida a pesar de su extensa duración. Son 3 horas de película en las que se cuenta una historia normal, y eso es difícil hacerlo llamativo. Pero esas tres horas están justificadas, ya que la evolución de una vida rodada en 12 años no se cuenta en hora y media. El componente de la duración de la grabación es lo realmente llamativo, ver la evolución de los personajes, tanto física como emocional, no sólo en el niño protagonista, sino también (y especialmente) en la gente que le rodea.

En Boyhood vemos la completa normalidad, las relaciones familiares, personales y los problemas que le surgen a uno mismo, las reflexiones internas y los cambios emocionales que provocan las distintas etapas de la vida.

Un punto a favor de la película de Linklater es que la evolución de un niño hasta que se hace adolescente está bien reflejada, con todas las incertidumbres y problemas que la adolescencia conlleva, todo esto con un buen enlace de las épocas. Se producen saltos temporales grandes sin un recuento textual del tiempo que ha pasado, pero se hace bien y se entiende perfectamente sin necesidad de explicación.

Calificación 3

El Gran Hotel Budapest

El Gran Hotel Budapest

El Gran Hotel Budapest se caracteriza por una gran originalidad. Posee unos personajes muy interesantes y resulta divertida. Tampoco se puede considerar como una estricta comedia, no provoca carcajadas, pero sí tiene ese toque divertido que te saca una sonrisa.

El film de Wes Anderson tiene un espectacular dinamismo gracias a un muy correcto y original uso de planos y movimientos de cámara que favorecen el entretenimiento del espectador y que éste no se aburra. La velocidad de las escenas e incluso la velocidad de los actos o prácticas de los personajes hace que esta película sea aún más divertida y diferente.

La historia que se cuenta es una historia correcta, pero tampoco demasiado sorprendente, lo que la hace especial es su narración en forma de bucle. Hasta 3 épocas se ven en la película y dos narraciones diferentes que encadenan la siguiente.

El Gran Hotel Budapest cuenta con una espectacular fotografía, un uso de los colores magnífico y un vestuario muy acertado, así como una buena caracterización de los personajes.

La principal virtud de esta película está sin duda en sus aspectos técnicos, sin menospreciar los divertidos diálogos y la construcción de personajes.

Calificación 4

Relatos Salvajes

Relatos Salvajes

Me ha aburrido excesivamente, se me ha hecho larguísima y no veía el momento de que terminase.

No he visto nada que merezca la pena en la película. No me he reído, no me he impresionado con nada, no he sentido angustia, ni miedo, ni esa mezcla de todo con el humor que se supone que debería transmitir una película cuyo ingrediente principal es quiere que sea el humor negro.

No encuentro lo que le ha otorgado tanto éxito y lo que ha hecho que esté nominada incluso al Oscar. Los Oscar siempre decepcionan a los espectadores, rara vez coinciden con sus gustos, por lo que tampoco le he dado demasiada importancia a la nominación. Lo que realmente me sorprende es que ha habido muchísima gente a la que le ha encantado este film de Damián Szifrón. Como todo en esta vida, y en el cine en especial, cada persona tiene unos gustos y preferencias distintas, pero en este caso no entiendo por qué Relatos Salvajes ha gustado tanto cuando yo ni siquiera he encontrado el entretenimiento en ella.

Relatos Salvajes está compuesta de seis cortos que mezclan drama y humor negro. Por separado me han resultado aburridos y sin nada especial, lo único destacable y que me ha parecido acertado es la crítica que se hace en algunos de los relatos a ciertas prácticas de la sociedad y ciertos poderes fácticos que afectan a los ciudadanos. Hasta el final del film creí que habría un punto de unión entre los cortos que cerrase un poco la película. Pero no, te sueltan seis relatos, cada uno diferente al anterior y fin de la película. No deja de ser una unión de diferentes cortos con ciertas similitudes, como el componente “salvaje” de éstos.

He leído en bastantes ocasiones que ésta es una película especialmente hecha para argentinos, dicho por ellos mismos. Actores argentinos, director argentino… Quizás éstos tengan razón y ese humor sólo lo sepan entender ellos, quizás ese sea el motivo por el que a mí me ha resultado una película de lo más aburrida.

Calificación 1