cine español

Novatos

Novatos

Al inicio de la película, todo apunta a que vamos a disfrutar de una historia dura que hará una interesante y necesaria denuncia a lo que algunos llaman “tradición” de las novatadas, pero que en muchos casos se va de las manos. Premisa interesante y basada en hechos reales. Aparentemente no tendría por qué salir mal, pero sale mal. Y lo hace porque se incluye una historia de amor de lo más edulcorada que está pegada con pegamento sin aportar absolutamente nada y que lo único que hace es quitar protagonismo a la verdadera trama.

La “tradición” de las novatadas y la “vista gorda” que hacen instituciones, padres y gran parte de alumnos, es una historia preocupante que bien merece una película, pero al ver Novatos lo que nos encontramos es una historia romántica al más puro estilo Disney que nos distrae de lo importante. Para estar basada en hechos reales, todo lo que ocurre es bastante inverosímil. Especialmente ese final de película de acción chapucera que acaba de convencer al espectador de que no ha sido una buena película.

Un guión pobre, unas actuaciones que dejan mucho que desear, una inverosimilitud evidente y unas escenas claramente buscadas para captar al público adolescente, hacen que ésta pase a ser una película juvenil que en muchos momentos olvida y deja a un lado el problema de las novatadas y llega a pintarlas como algo no tan malo, justo lo contrario a lo que pretende. Se ha construido un guión muy confuso al que le faltan cosas y le sobra casi todo.

Todo siempre hay que mirarlo teniendo en cuenta que no se trata de una superproducción, sino de una película pequeña que hace lo que puede por salir adelante, pero en este caso el problema es de base. No se ha conseguido trasmitir lo que se quería porque no se ha sabido contar la historia. Es una pena que no se haya encontrado el camino, porque la premisa era buena y necesaria.

Calificación 1

Anuncios

Mi gran noche

Mi gran noche

Mi gran noche es la nueva película de Álex de la Iglesia, y solamente partiendo de eso ya está obligada a ser, cuanto menos, diferente. Un plató de televisión en el que se graba un especial de Nochevieja es el escenario propuesto esta vez por el director bilbaíno, donde acontecen una serie de tramas, a cada cual más loca, acompañadas de un ritmo trepidante que no da descanso alguno al espectador.

Aunque le falta el punto negro y bestia que suelen tener las películas de De la Iglesia, Mi gran noche es una comedia absoluta que entretiene y hace reír. Tiene muchas tramas sin que ninguna de ellas se imponga como central y muchos personajes sin que sepamos exactamente quién es el protagonista. Eso es lo que hace que esta alocada comedia se convierta en un caos de ritmo descontrolado.

La técnica ayuda perfectamente a conseguir lo que el director de El día de la Bestia quiere, y la cámara en movimiento y las escenas llenas de gente provocan esa sensación de caos que se pretende. El apartado musical, realmente presente en el film, está enfocado casi siempre a la risa, y aunque da un respiro al espectador, no lo pierde.

Mi gran noche contaba con el atractivo inicial de volver a ver a Raphael en la gran pantalla, y desde luego no decepciona, ya que el cantante puede reírse de sí mismo y de su etiqueta de icono de la canción casposa a través del personaje de Alphonso, un hombre cínico retratado como el malvado Darth Vader.

Todos los personajes que componen la película aportan algo, pero en esa dinámica de evitar protagonismos se comete el error de no dar más importancia al magnífico personaje de Adanne, interpretado excepcionalmente por Mario Casas y a través del cual se hace una burla a los iconos musicales actuales.

Como viene siendo costumbre en las películas de Álex de la Iglesia, la crítica a diversos aspectos de la sociedad española está muy presente, pero en ésta se ha querido criticar demasiadas cosas, de modo que se ha pasado por encima de muchos temas, sin profundizar demasiado. Desde la corrupción, el desempleo y las condiciones precarias de trabajo hasta la industria televisiva. Nada se salva en las películas del bilbaíno.

Calificación 4

El desconocido

El desconocido

“Estas cosas no pasan aquí” dice Sara (personaje interpretado por Paula del Río) en una parte de la película. Dani de la Torre ha conseguido dar la vuelta a esa frase con El desconocido, poniendo de manifiesto que en España también se pueden hacer grandes películas de acción.

El desconocido es una película agobiante, intrigante y perfectamente elaborada. Desde el minuto uno sabe lo que quiere ser y lo consigue. Mantiene al espectador pegado a la butaca y en tensión constante, que es lo que pretende.

Dani de la Torre ha demostrado ser un gran director desde su primera película y saber aprovechar al máximo los recursos disponibles. Ha conseguido hacer una gran película en un espacio reducido como es un coche, y ha sabido jugar con la técnica para mantener al espectador casi sin parpadear. Rebaja algunos momentos de tensión con planos secuencia excelentes y sabe exactamente cuándo utilizar más acción para no perder la atención del público.

Tampoco ha desaprovechado a sus actores. Luis Tosar y Javier Gutiérrez son una fantástica elección casi siempre, pero en esta película demuestran una vez más por qué son dos de los mejores actores del país. Más de lo mismo ocurre con los dos niños protagonistas, Paula del Río y Marco Ruiz, que hacen un gran papel y logran que el público empatice con la situación.

Dani de la Torre ha creado un thriller intrigante pero además con mensaje y crítica, lo que lo hace no sólo entretenido, sino necesario.

Calificación 5

Anacleto, agente secreto

Anacleto, agente secreto

Divertida y trepidante de principio a fin, Anacleto, agente secreto es una de las mejores películas de acción españolas que se han hecho en los últimos tiempos.

El film comienza fuerte y no decae en ningún momento. Mantiene siempre un ritmo perfecto para una historia a la que ni falta ni sobra nada. Humor y acción a partes iguales para conseguir una película redonda y un magnifico tributo a un tebeo 100% español.

La dirección es exquisita, y la selección de casting aún más. Anacleto, agente secreto parece totalmente hecha para Imanol Arias y Quim Gutiérrez, Anacleto y Adolfo, quienes hacen una fantástica pareja padre-hijo.

Con un guión perfecto y lleno de gags y unos personajes realmente logrados, la película de Javier Ruiz Caldera consigue ser divertida durante todo su recorrido, y con actores secundarios como Berto Romero o Carlos Areces, incentiva aún más el punto humorístico.

Calificación 5

Felices 140

Felices 140

Felices 140 es la típica película que nunca sé cómo calificar. Es plana, muy lineal, no tiene una gran presencia de altibajos ni elementos que enganchen en la historia, aunque no es para nada aburrida. Es un film de diálogos y personajes, y éstos bastante buenos.

Con los actores que tiene Gracia Querejeta en Felices 140 es imposible hacer una película mala. Tiene gran parte de los mejores actores españoles del momento, y no los desaprovecha. Con roles muy marcados, construye cada personaje minuciosamente con unas características personales que son realmente importantes en la trama a medida que transcurre la historia.

¿Serías capaz de perder a tu mejor amigo por 140 millones de euros? Esa es la pregunta que se hace Gracia Querejeta en este film y la cual constituye el verdadero eje de la trama. Esa reflexión es interesante, y unida a temas como el poder del dinero o el maltrato, hacen de ésta una película interesante en sus conceptos, aunque algo floja y con un final del que se espera muchísimo más.

Calificación 3

Perdiendo el Norte

Perdiendo el Norte

Perdiendo el Norte es entretenida, pero poco más. Está demasiado enfocada al romance, cuando podían haber sacado mucho más partido al humor. La presencia de españoles en Alemania y las relaciones entre ellos podían haber dado mucho juego, sin embargo, no lo han aprovechado en lo que a guión se refiere.

A pesar de ello, tiene algún que otro punto gracioso, y hay que destacar la magnífica actuación de José SacristánJulián López y Miki Esparbé, cuyos personajes, junto a la gran colaboración de Javier Cámara y Carmen Machi, consiguen salvar un poco la película.

Perdiendo el Norte intenta reflejar la realidad de la fuga de cerebros y hace una crítica a lo que a muchos jóvenes formados les ocurre al llegar al país de destino y la situación que dejan en el de origen. En lo referente a la crítica, está bien argumentada y tiene realismo, las localizaciones son vistosas y están bien conseguidas, sin embargo, no deja de ser una película simplona, con poco que destacar en lo que a trama y a guión se refiere.

Calificación 2

Tiempo sin aire

Tiempo sin aire

Tiempo sin aire es una película que destaca por la dureza de su trama, violenta y vengativa, y por la más que brillante actuación de su protagonista femenina, Juana Acosta.

La actriz colombiana vuelve a recuperar el acento de su tierra para interpretar a una mujer superada por sus deseos de venganza y por el dolor que arrastra desde la muerte de su hija. Ese dolor es posible apreciarlo en cada minuto del film en los ojos de Juana Acosta, que refleja a la perfección los sentimientos de su personaje, la evolución y los diferentes momentos por los que pasa.

Tiempo sin aire cuenta una historia bastante correcta, aunque se alarga demasiado en su parte inicial, donde los diálogos, la preparación de la venganza y las tramas secundarias tienen demasiado protagonismo. Sin embargo, se apresura a contar la última parte de la película, que para mi gusto, es la más interesante.

La película de Andrés Luque y Samuel Martín Mateos cuenta una historia diferente, pero muy dura, que no va a gustar a todos los públicos, pero que sí consigue destacar por su novedad y su capacidad de hacer sentir.

Calificación 3

Hermosa juventud

Hermosa Juventud

Hermosa juventud es el retrato de la juventud española de barrio que lucha por salir adelante cuando no hay trabajo. El retrato de esa juventud desesperada (cada vez más abundante) que cree que en Alemania está la salvación y que allí conseguirán todo lo que se propongan.

La crisis, la enorme tasa de paro juvenil, una generación que intenta salir adelante pero siempre tiene otras prioridades, culpar al prójimo de las desgracias de uno mismo, creer que se hace todo lo que se puede sin ser cierto, la desesperación y el amor son los temas principales de esta película.

El film de Jaime Rosales ofrece una sinopsis y un tráiler que decepcionan a quien ve la película. Lo que cuenta la sinopsis parece ser lo que el director quiere que se entienda con la cinta, pero el desarrollo de ésta no muestra precisamente eso.

Parece haber un gusto en ciertas películas españolas por potenciar la sensación de low cost, y con esto me refiero, por ejemplo, a la imperfección de los planos con cámara en mano, a los planos fijos de localizaciones que no aportan nada, a las escenas de silencio demasiado largas y a un sonido deficiente, que obliga al espectador a concentrarse más en escuchar que en disfrutar.

A pesar de ser bastante lenta, Hermosa juventud sorprende por su impresionante naturalidad. El realismo de los diálogos entre los protagonistas y las conversaciones en los grupos de adolescentes aportan la parte positiva al film, que destaca especialmente por una magnífica actuación de sus protagonistas, en especial de su protagonista femenina, Ingrid García-Jonsson, que aporta naturalidad y realismo y permite creerte su personaje al cien por cien.

Calificación 2

Magical Girl

Magical Girl

Gratamente diferente y arriesgada, pero excesivamente personal.

Es bueno ver películas diferentes en el cine español, la valentía de directores y guionistas en los tiempos que corren es digno de admirar, pero hay veces que si esa valentía no se culmina con una película redonda, quizás no vale la pena.

Magical Girl tiene una gran fotografía, personajes intrigantes y un desarrollo que parece que va a ir a más constantemente, lo que te hace querer seguir delante de la pantalla. Se trata de una pieza muy intrigante, tan intrigante que llega a ser desesperante. Puedes pasar hora y media necesitando que te expliquen algo de la historia, hasta que te das cuenta de que eso no va a ocurrir.

Cualquier otro final diferente al que tiene podría haber hecho de ésta una película mejor, sin embargo, al querer hacer una película demasiado culta y diferente, Vermut se ha olvidado de aquellas personas que buscan una historia en el cine y que a lo mejor no tienen (tenemos) la capacidad para entender lo que quiere contar.

Dejar un final abierto puede tener gratas consecuencias, (no hay más que ver el caso de La Isla Mínima) pero hay que saber hacerlo, hay que saber darle al espectador algo para que éste desarrolle el final que más le guste, lo que no se puede es desarrollar una historia sin explicar absolutamente nada. En La Isla Mínima Alberto Rodríguez resuelve la trama de manera fantástica, pero deja una parte ligeramente abierta para que el espectador decida, y eso engrandece la película. Carlos Vermut, por el contrario, sólo consigue la desesperación del espectador.

Lo mejor de esta película está claro, el gran José Sacristán. Rara vez sale en pantalla sin hacer una gran interpretación. Bárbara Lennie hace un gran papel también, aunque no para tanto como se ha dicho. Viendo el Goya que ha ganado recientemente me parece que Macarena Gómez por Musarañas se lo merecía infinitamente más, incluso María León por Marsella. El otro gran punto fuerte del film de Vermut es la acertadísima banda sonora, protagonizada por esa “Niña de fuego” que tan bien refleja lo que el director quiere.

Calificación 2

Torrente 5: Operación Eurovegas

Torrente 5

Esta quinta entrega de las aventuras de Torrente por los gags que incorpora, las previsiones de futuro hechas en una película ambientada en 2018, las dosis de acción que la equilibran y los personajes que la componen, simulando a ‘Ocean’s Eleven’, puede que sea la mejor película de esta saga dirigida y protagonizada por Santiago Segura.

Como todas sus películas anteriores, ‘Torrente 5: Operación Eurovegas’ se caracteriza por las risas, provocadas sobre todo por los personajes que interpretan Carlos Areces y Florentino Fernández. Al ser una película ambientada en el futuro, ésto da mucho juego y saca mucho partido al humor que tan bien sabe hacer Santiago Segura, aportando la visión de una España en el año 2018 con algunas previsiones que después de todo no se alejan mucho de la realidad y podrían llegar algún día a ser ciertas.

Utilizando como base a ‘Ocean’s Eleven’, Santiago Segura consigue como siempre reunir a un elenco de actores y personajes públicos a cada cual más bizarro. En esta película, como en las anteriores, importan más los nombres que las interpretaciones, como podemos ver que es el caso de Anna Simón, Jesús Janeiro o Angy Fernández, cuyas interpretaciones dejan mucho que desear al lado de un Alec Baldwin traído directamente de Hollywood.

Además de los personajes nuevos aparecidos en esta cinta, como siempre siguen magníficas las repetidoras Neus Asensi y Chus Lampreave y los “domingueros” Andreu Buenafuente y Silvia Abril.

En esta quinta entrega de la saga podemos ver a un Torrente muy desmejorado, aunque sin perder su esencia. El film mantiene un buen ritmo de principio a fin, incluye algo de acción que viene muy bien a la trama y provoca la carcajada de principio a fin.

A pesar de toda la mala crítica que han tenido las películas de Torrente a lo largo de su historia, si la enfocas únicamente desde el punto de vista del entretenimiento y la risa a partir de los temas candentes de la actualidad, esta película se puede convertir en una buena opción para un día con ganas de comedia.

Calificación 3